viernes, 29 de abril de 2011

Celebrando lo inesperado

Nos encantan las intervenciones urbanas que hacen que un rincón metropolitano, gris y ajetreado, por el que pasan miles de personas por día, se transforme en una efímera muestra de arte.

A Juliana Santacruz Herrera, por ejemplo, se le ocurrió que las callecitas de París podían ser todavía más lindas con un poco de color, y puso manos a la obra: rellenó grietas y pozos de las veredas con tiras de telas de colores, y este fue el resultado:




(Todas las fotos son propiedad de Juliana Santacruz Herrera)

¡Definitivamente queremos que alguien lo implemente acá!

Pueden ver más fotos del proyecto acá.

No hay comentarios: